Bastian: Dentro y fuera de la pista

Esta temporada 2011-2012 el club atletismo Joaquín Blume ha tenido el placer de contar en sus filas con el atleta chileno Bastian Carter Thuillier.

Desde aquí os queremos dar a conocer un poco más a este gran atleta y, sobre todo, excelente persona.

BASTIAN CARTER THUILLIER

Fecha de nacimiento: 29/11/1987

País: Chile

Ciudad: Osorno

Mejores Marcas Personales:

-400: 50’’49 (2008)

-800: 1’53’’60 (2009)

-1.500: 3’59’’69 (2009)

Logros deportivos:

2004- 2010    Preseleccionado Nacional de Atletismo

2010   Campeón Nacional Universitario en 800, 1500 y 4×400 metros

2008-2009   Atleta becado del Proyecto Nacional de Medio Fondo Asociación de Deportistas Olímpicos (ADO Chile)

2009   Miembro de la delegación chilena que participó en el Campeonato Nacional de Atletismo Brasileño defendiendo a Chile

2008-2009-2010  Participación en varios Super Grand Prix del circuito sudamericano

 

¿Qué te hizo venir a Segovia?

Mi viaje a Segovia fue por motivos de superación personal y estudios.

Se me  otorgó una beca por parte de la Universidad de Valladolid y el Banco Santander para cursar un “Máster en Ciencias Sociales para investigación en Educación” que realizaba dicha universidad en el campus que posee en la ciudad.

Aquella beca me permitió costear en gran parte mis estudios, viaje y estancia en Segovia.

¿Fue complicada la decisión de dejar tu tierra natal de Osorno?

Era una decisión que había tomado hace un tiempo atrás y con el pleno apoyo de mi entorno cercano, por lo que me sentía preparado para buscar nuevos horizontes. Además estaba bastante motivado con venir a España y desarrollarme en todas las dimensiones posibles. Gracias a eso resultó menos complejo venir hasta el otro lado del mundo y dejar muchas cosas importantes en Chile.

¿Cómo te ha acogido durante este año la ciudad de Segovia?

Estar en Segovia ha sido una experiencia maravillosa, ha significado mucho para mi desarrollo global como persona. He tenido la oportunidad de conocer e interactuar con personas que me han acogido de muy buena forma durante mi estancia en la ciudad, entre las que destaco a los miembros del Club Atlético Joaquín Blume de forma muy especial. A todos ellos mis más sinceros agradecimientos.

¿Cuál es tu rincón favorito de Segovia?

La Fuencisla con la zona de la avenida del parral y por supuesto las pistas de atletismo.

¿Cuál ha sido el mejor momento de este año?

Es complejo decidirte por sólo uno. Creo que el mejor momento ha durado un año y ha sido toda mi estancia en Segovia.

¿Y el peor momento?

Insisto, mi experiencia en Segovia ha sido totalmente positiva.

¿Cómo llegaste a conocer el C.A.J. Blume?

Antes de venir a Segovia, ya conocía algunos clubes de atletismo existentes en la ciudad, gracias a internet. Mi llegada al Club fue producto de la recomendación de un profesor de la Universidad que había practicado atletismo años atrás, llamado Víctor López Pastor. Él me animó a que volviera a correr  -ya que lo había dejado hace cerca de un año atrás-  y me comentó que el Joaquín Blume contaba con un buen cuerpo de entrenadores.

¿Te has sentido bien tratado en este club?

El Blume es similar a una familia con muchos miembros, es un club acogedor con grandes personas en sus filas. Siempre me han tratado de la mejor manera.

Tu primera competición deportiva en España fue la XXXIII San Silvestre Segoviana. ¿Qué tal la experiencia?

La San Silvestre Segoviana es una prueba de características únicas. Desde el apoyo multitudinario de las personas que salen a las calles en búsqueda de alentar a los corredores, el gran número de atletas, el alto nivel de la prueba,  las características arquitectónicas del recorrido, etc.

Desde una apreciación personal, es la carrera en la que más me ha gustado participar en toda mi vida. Es una experiencia única e inigualable, no tiene punto de comparación, el ambiente que se respira en ella es algo increíble.

El 19 de febrero, acudiste con tus compañeros del C.A.J. Blume al Campeonato de España de Cross Corto en Marina D’Or (Oropesa del Mar). ¿Esperabas poder acudir a algún campeonato nacional?

Creo que sin lugar a dudas, ese puede ser uno de los momentos más significativos durante mi estancia en España.

Desde niño  usualmente miraba ese campeonato a través de la televisión en Chile, debido al alto nivel  de los atletas que participaban en él. Pero de pronto encontrarte a ti mismo siendo partícipe de semejante fiesta deportiva es una sensación indescriptible. Es un momento que atesoraré entre mis más bellos recuerdos como atleta.

¿Cómo empezaste en el mundo del atletismo?

Mi familia desde que tengo uso de razón ha estado vinculada al atletismo, de hecho mis padres se conocieron en la pista, ambos eran atletas. No exageraría si digo que me crié en parte en una pista atlética, ya que mi padre desempeñó gran parte de su vida como entrenador y muchos días de mi niñez los pasé jugando en ese lugar.

Comenzar en el atletismo fue algo gradual, como siempre estuve inmerso en el mundo del atletismo poco a poco fui convirtiéndome en atleta. A los 14 años comencé a entrenar con algo más de regularidad, siempre procurando no caer en una errónea especialización temprana, ni en entrenamientos muy exigentes para mi edad. Participaba en pruebas de velocidad, vallas, algunas veces algo de medio fondo, cross, saltos, etc.  Creo que desde esa edad me he considerado siempre a mi mismo como “atleta”, a pesar lógicamente de que lo hacía simplemente como una actividad extraescolar.

¿Cuál es tu prueba favorita?

Como atleta, me gusta mucho correr 800 metros, pero como espectador me gustan todas las pruebas, disfruto mucho mirándolas, ya que en cada una de ellas se exalta una o varias  de las tantas cualidades humanas.

¿Tienes algún referente deportivo?

Siempre he sentido admiración hacia los atletas en general y su capacidad de luchar por superarse a si mismos. A pesar de ello creo que nunca he tenido un referente en particular a seguir, aunque cuando era más pequeño me gustaba mucho ver carreras de Sebastian Coe, Joaquim Cruz e Hicham El Gerrouj.

En tus últimos años conseguiste en Chile una beca ADO ¿Qué supuso para ti?

Esa beca era parte de un proyecto que pretendía elevar el nivel del medio fondo chileno en términos generales. Gracias a ella pude vivir dos años en el centro de alto rendimiento en Santiago, la capital de Chile.

Para llevar a cabo ese proyecto llevaron a Chile al entrenador español Antonio Postigo, quien dirigía todos los entrenamientos. Sin lugar a dudas entrenar con alguien de ese nivel profesional y humano fue una experiencia muy valiosa como atleta, futuro entrenador y persona.

Hasta el día de hoy  la semilla de ese proyecto sigue dando sus frutos, ya que desde entonces el nivel atlético en pruebas de fondo se ha elevado drásticamente en mi país.

En esos años, ¿cuál era tu rutina de entrenamiento?

Entrenábamos bastante, recuerdo haber hecho tres sesiones fraccionadas de entrenamiento al día. A pesar de ello creo que todo el grupo de atletas que entrenábamos juntos creíamos ciegamente en el proceso que estábamos desarrollando y, sobre todo, nunca pensamos que el precio que estábamos pagando era demasiado alto por cumplir nuestros sueños y alcanzar nuestras metas. Además Antonio siempre se encargó de mantenernos constantemente motivados.

Cuando te recuperes del esguince, ¿cuáles serán tus próximos retos deportivos?

Es algo que he estado analizando bastante durante el último tiempo, por lo que no me atrevo aún a dar una respuesta definitiva por ahora. En gran parte todo se decidirá según lo que pase una vez que esté en Chile, tendré que analizar con calma las opciones que barajo. A pesar de ello creo que mi vínculo con el atletismo es algo indisoluble.

¿Te ves en el futuro como entrenador de atletas?

Ese es un aspecto que sin lugar a dudas llama mi atención. He comenzado a incursionar en ello hace un tiempo y gracias a Dios las cosas han ido resultando bien, mis entrenados han conseguido buenos resultados deportivos, lo que me reconforta. A ello se suma siempre la grata experiencia de poder ayudar a otras personas a realizar sus sueños en el atletismo.

Tus amigos del C.A.J. Blume te quieren dar las gracias por este año. Ha sido un verdadero placer haber compartido contigo esta temporada 2011-2012. Te deseamos la mayor de suerte del mundo.

Este es un pequeño regalo que queremos hacerte por este año:

Pincha en la foto para ver el vídeo:

Esperamos que esto no sea un adiós, sino un hasta luego.

Deja una respuesta